El Calvario – La Base De La Resistencia

41ECF082-7048-47ED-8FE3-1EC96742BF26Debemos estar «muertos al pecado» y huir de ello, pero el diablo tiene que verse obligado de huir de nosotros por nuestra resistencia a él.
Por F. J. Perryman

Es imperativo que sepamos que la Cruz de Cristo es la única base sobre lo cual podemos esperar triunfar sobre Satanás. Fue allí – el Calvario – que Dios en la persona de Su Hijo Único se encontrό con el arcángel rebelde y su multitud de caídos, y ganό la victoria que Él nos entrega a nosotros para endosar. Esto está claro según las siguientes Escrituras:
Colosenses 2:15 – «Desarmó a los poderes y a las potestades, y por medio de Cristo los humilló en público al exhibirlos en su desfile triunfal» – es decir, en Su Cruz.
Hebreos 2:14-15 – «Por tanto, ya que ellos son de carne y hueso, Él también compartió esa naturaleza humana para anular, mediante la muerte, al que tiene el dominio de la muerte – es decir, al diablo – y librar a todos los que por temor a la muerte estaban sometidos a esclavitud durante toda la vida.» Notar: «mediante la muerte…dominio…y librar….»
Esto aclara lo que Cristo quiso comunicar en la víspera del Calvario cuando dijo, «…Pero ya ha llegado la hora de ustedes, cuando reinan las tinieblas» (Lc. 22:53). Y en Juan 12:31, «El juicio de este mundo ha llegado ya, y el príncipe de este mundo va a ser expulsado.» También en 1 Juan 3:8, «…El Hijo de Dios fue enviado precisamente para destruir las obras del diablo.»
Así conforme a la Palabra de Dios nos lleva finalmente a esto: «Él nos libró del dominio de la oscuridad y nos trasladó al reino de Su amado Hijo» (Col. 1:13).
Esta es la posiciόn «en Cristo» que no nos hace inmunes de los asaltos del diablo, sino que nos da el arma de victoria de Dios contra él. Y blandirlo tenemos que hacer si lo venceremos.
No se nos dice que estemos «muertos al diablo,» pero que lo vencemos (Ap. 12:11; 1 Juan 2:13-14; Ef. 6:13). Debemos estar «muertos al pecado» y huir de ello, pero el diablo tiene que verse obligado a huir de nosotros por nuestra resistencia a él. Así vemos que la Cruz de Cristo es una puerta abierta hacia una preparaciόn y una capacitaciόn en Él las cuales nos da «autoridad…vencer todo el poder del enemigo…» (Lc. 10:19).
¡Tenemos que hacer cumplir la victoria!
Dios nos espera para hacer cumplir la victoria de Su Hijo en la Cruz contra Satanás, y bajo la direcciόn del Espíritu Santo debemos procurarlo. La cosa más grande que he aprendido acerca de la oraciόn es utilizar las Escrituras en la oraciόn. Pídele a Dios que te dé el discernimiento para conocer la obra del diablo y saber cuales armas utilizar contra él. Quizás no hay nada tan importante como esto para probar la infalibilidad de Su Palabra inspirada por Dios.
Dios está en Su Espada. Si la utilizas con fe, hará todo lo que dice. No dudemos de esto, “Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe”. (1 Jn. 5:4)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s