DANDO SIEMPRE GRACIAS

46DB51F0-0B91-4B34-92DC-D9765B4CB0CA¡Que gozo traeríamos al corazón del Padre! Entonces, podríamos seguir adelante, descansando en la verdad de que Dios ha escuchado el clamor, y que está trabajando en una solución, incluso ahora y cada día… así que podemos seguir dando gracias siempre y nunca dejar de cantar canciones de amor a nuestro precioso Señor y Salvador.

“Dando siempre gracias por todo al Dios el Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo” (Efesios 5:20).

Este tema de dar gracias fue siempre muy importante en las enseñanzas de Pablo; él lo repite tres veces: (1) “hablando entre vosotros con salmos, himnos y cánticos espirituales” (2) “Cantando y alabando en su corazón al Señor”, y (3) “dando siempre gracias por todo al Dios y el Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo “(Efesios 5: 19-20).

Sin fe no podemos hacer esto como se debe ¡Estamos bajo presión por tantos problemas y angustias! Y por supuesto, Dios no quiere que finjamos. Me parece que Pablo nos ha dado la clave de todo cuando nos dice, “… al Padre”. El gran predicador Juan Wesley dijo que tal canto y acción de gracias es siempre fingido y una hipocresía a menos que estemos plenamente convencidos que Dios es nuestro Padre.

Nuestras bocas tiemblan a veces con profundo dolor por lo que no podemos cantar, no tenemos deseo de dar gracias. Horribles circunstancias quiebran nuestro espíritu. A veces, el corazón grita: “Señor, ¿realmente esperas que yo cante y componga melodía cuando estoy tan herido?” “Señor, estoy tan agobiado por las preocupaciones ¡apenas puede levantar la cabeza!” “Señor, es duro alabar y cantar himnos en mi corazón…hay demasiado temor, dolor y dudas. ”

Sí, no es fácil responder a esta importante verdad. Dios no es severo con nosotros cuando estamos lastimados. Somos sus hijos. Pero estas palabras se nos dan para encontrar consuelo y alivio en esos momentos. Nos centramos tanto en las dificultades que perdemos más allá de nuestra canción; nos desviamos y vamos a la deriva cada vez más lejos de las promesas eternas de Dios. A pesar de todo lo que enfrentamos, nuestro Señor dice: “se siempre agradecido.”

Llegamos a ser ingratos ignorando lo que Dios ha hecho en el pasado. Nos llenamos de oraciones sólo por nosotros, nuestras necesidades, nuestras familias, no podemos levantar nuestros ojos al sufrimiento de otros que sufren más que nosotros.

Realmente, debemos tener una gran convicción sobre esta palabra de Pablo. Quiero enfrentar el mañana decidido a cantar a mi Señor y darle gracias durante el día entero, por todas las cosas, en todas las cosas. Puede ser una canción inaudible, ya que puede ser débil al principio, pero debe hacerse con poder, por la fe.

Oh, si diez mil de aquellos que leen este mensaje se esforzaran en cantar…¡Que gozo traeríamos al corazón del Padre! Entonces, podríamos seguir adelante, descansando en la verdad de que Dios ha escuchado el clamor, y que está trabajando en una solución, incluso ahora y cada día… así que podemos seguir dando gracias siempre y nunca dejar de cantar canciones de amor a nuestro precioso Señor y Salvador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.