PREGUNTAS LLENAS DE CONFIANZA Y FORTALEZA Romanos 8:31-39

5 pre

Leamos con meditación, despacio, cada palabra que sale de la boca de Dios. Este mensaje el apóstol Pablo lo entrego a la iglesia en Roma, justo antes de ser decapitado. Los cristianos pasaban por diversas pruebas, conflictos.

La persecución estaba oprimiendo a los seguidores de Cristo. Si hay un pasaje en la Escritura que nos permite ver lo que significa la vida cristiana normal y real es este. Nuestra fe sera edificada, confirmada y establecida en Cristo Jesus. Pablo inspirado por el Espíritu, le da cuerpo a la confianza y argumentos, al cristiano, por los cuales los anima a ser mas que vencedores. 

  1. “Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?” Romanos 8:31

La pregunta de Pablo es: “Si Dios es por nosotros”  el Dios que antes conoció, predestinó, llamó, justificó y glorificó, incluso a nosotros, ¡sí! ese Dios es para ti – “¿quién contra nosotros?”  “Con Dios de nuestro lado, ¿quién contra nosotros?”.

Filipenses 1:6 “estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo”. El Señor Dios, no se va a detener hasta que, Él nos haya conformado a la imagen de Su Hijo.

“Dios es por mí”, ¿qué importa quien este contra mí? Nuestro texto asume que el Señor está en el lado de su pueblo. Nuestra confianza está  solo en Dios.

Tenemos paz con Dios porque hemos sido reconciliados (Romanos 8:1, 5:1-2, 5).

Dios es por nosotros de tal manera que produce su más alta  “bondad” en nuestras vidas y lleva a cabo Su propósito eterno. Puesto que Dios es por nosotros, todas las cosas cooperan para nuestro bien.

 “Jehová es mi luz y mi salvación, ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida, ¿de quién he de atemorizarme? (Salmo 27:1). Estas palabras te darán ánimo esta semana.

Ningún enemigo puede prevalecer contra las personas que están siendo apoyadas, por un Dios tan comprometido con su pueblo. Puesto que Dios es por nosotros, ¿qué más da, quién contra nosotros? Aquí está el estímulo y garantía en nuestros tiempos de sufrimiento. “Dios + yo = una persona completa”.

Si Dios en su gracia, dio a su Hijo por nosotros,

  1. ¿Cómo no nos dará también con él todas las cosas? (V. 32).

¿Cómo podemos estar seguros que Dios va a satisfacer todas nuestras necesidades? ¡Estamos seguros! debido a su acto supremo de amor.

“El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con El todas las cosas?” Romanos 8:32.

La cruz demuestra la generosidad de Dios. Dios dio, a Su Posesión más preciada en el cielo; para nosotros I Pedro 1:18-19 18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata,

19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,

A pesar de que existe una relación muy especial entre el Padre y el Hijo, el Padre sigue siendo, Quien “lo entregó por todos nosotros”. Él amablemente dio a su Hijo como un regalo gratuito. Jesús nos recuerda en Juan 10: 17-18  17 “Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar.

18 Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre”.

 Voluntariamente se entregó por nosotros.

Pablo nos recuerda lo mismo en Gálatas. 2:20. Él fue entregado por nuestras transgresiones.

Las palabras “por nosotros” tienen significado “en el lugar de” aquí. Pablo habla acerca de la expiación sustitutiva porque Jesús fue entregado “en nuestro lugar” o “en nuestro nombre.” Él tomó nuestro lugar en la cruz. Si se quita la idea de la sustitución, entonces no hay nada de valor salvador, en  la muerte de Jesús. Cristo estuvo en nuestro lugar. Él murió como nuestro sustituto.

Además, Él lo hizo

“Por todos nosotros.” Nadie va a quedar fuera. Sin embargo, esto no quiere decir, que todo el mundo será salvo. El “nosotros” se refiere a cristianos nacidos de nuevo. Aquellos que cuando oyen la Palabra se arrepienten, creen y obedecen al Señor Jesucristo hasta el fin de su vida.

Gálatas 2:20  “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”.

Romanos 4:25 25 el cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación.

Este pasaje no es un cajón de sastre, para los que ven a Dios, como una máquina expendedora que da salvación a cualquiera.. Pablo NO está enseñando el falso evangelio de la prosperidad, fe y santidad (de labios), que es común en nuestros días.

Dios ya ha dado lo mejor de Sí cuando éramos sus enemigos, ¿no nos ha de dar las cosas triviales que necesitamos en la vida? Él nos ha dado a Su Hijo. ¿Crees que Él se va limitar en darnos cualquier otra cosa, que necesitamos para vivir la vida cristiana?

Dios nunca dará la espalda a alguien que vive obedeciendo Sus Mandamientos. Estamos siempre seguros de Su amor eterno y Su gracia.

El término “todas las cosas” se refiere a aquellas cosas que son esenciales para el “bien” que se ha propuesto para nosotros desde la eternidad.

Puesto que Dios ha hecho la cosa Más grande que dando a su Hijo, ¿Hay algo que no va a hacer por su iglesia?

  1. “¿Quién acusará a los escogidos de Dios?

Dios es el que justifica”  Romanos 8:33

Dios es el Juez y Él ya me ha absuelto (v. 33). Puesto que “Dios es El que justifica”  nuestra justificación no puede ser derrocada. Él está completamente satisfecho con la justicia de Cristo. Segunda de Corintios 5:21 “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros seamos justicia de Dios en él”. “Dios nos ha llevado a los tribunales o sea, el tribunal celestial no te ha hallado culpable ni digno de condenación, a los que estamos en Cristo JesúsRomanos 8:1  Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”.

Ahora tenemos paz para con Dios Romanos 5:1-2   “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;

por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios”.

Y cuando pecamos, ¿qué debemos hacer? “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9-10).

  1. ¿Quién nos condenará? (Romanos 8:34)

¿Quién es el que condenará? Cristo es El que murió; más aún, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros”

El único que tiene derecho a condenarnos es Jesucristo y ¡Él murió por nosotros! Además, Él fue resucitado de entre los muertos para vivir de nuevo por nosotros. Él está sentado a la diestra del Padre en el cielo intercediendo por nosotros. Tenemos su poder impartido a nosotros. Él vive su vida en nosotros. Su vida resucitada es nuestra vida. Ahora tenemos todo lo que se necesita para vivir la vida cristiana. Sin embargo, recuerda que no somos nosotros, sino que es Cristo que vive en nosotros.

Jesucristo es incluso nuestro Salvador o Nuestro Juez. Si Él te ha declarado justo, justificados por gracia mediante la fe, entonces él es su Salvador. Si tu rechazas  esta Gran dádiva de Su gracia, Él será su Juez. La Biblia es clara en este tema. “El que cree en Él (Cristo) no es condenado, pero el que no cree ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios” (Juan 3:18).

Tenemos un abogado celestial que defiende nuestro caso ante el Padre  1 Juan 2:1 “Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo”.

Él nos ha justificado, Él nos santifica, y Él nos glorificará cuando regrese.

  1. ¿Quién nos separará del amor de Cristo, por nosotros?

 Romanos 8:35

35 “¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?”

¿Quién o qué es suficiente, para venir y removerte a ti o a mí  de las manos de Dios? Vamos al libro de Juan 10:27-30. Jesús dijo que Sus ovejas oyen Su voz y El las conoce, y le siguen…y que nadie las arrebatará de Su Mano.

Pablo da una lista de las luchas en la vida del cristiano. ¿Puede la vida en su peor momento alejarnos de Cristo?

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, angustia, persecución, hambre, desnudez, peligro o espada? (Romanos 8:35).

Tribulación son las fuertes presiones de la vida, como el pisado de las uvas en un lagar. Estas son las presiones y problemas que estallan en nosotros.

“Desesperaciónes sufrimiento, aflicción hacia el exterior, más tensión interna, la angustia. La palabra se usa para describir quedar atrapado en un lugar estrecho entre altas rocas. ¿Te sientes como si hubieras sido atrapado en un aprieto? ¿Tienes opresión en tu vida? ¿Debo escribir para alguien que lleva una carga pesada? ¿Ha crecido un cansancio de vivir y te sientes golpeado por la vida? ¿Has  llegado al lugar donde se siente como que no puedes aguantar más? ¿Se ha convertido la vida en una carga abrumadora para ti? Jesús dijo: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”  Mateo 11:28. Literalmente, dice: “Yo te haré descansar”. Al cambiar nuestra carga nos da su descanso.

Persecuciónes ser perseguido como un animal y hay veces, hasta ser asesinado.

Hambruna”  y  hambre, son provocados por la persecución. Al igual que la gente en los días de Jesús, nos preocupamos más de lo que vamos a comer, beber o usar mañana. Jesús dijo que su Padre, se haría cargo de las necesidades básicas en nuestra vida cotidiana. Nos preocupamos por un sentimiento de insuficiencia. Jesús dijo: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” Mateo 6:33. Cuando buscamos primero el Reino de Dios, llegamos a ser más que vencedores.

Peligroes peligros, peligros de algún tipo. Pablo usa la palabra “peligro” ocho veces en 2 Corintios 11:26. “En caminos muchas veces, peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos”.

La espada” de ejecución judicial, estaba en contra de los cristianos. Pablo más tarde sería ejecutado, por la espada del verdugo.

Pablo cita el Salmo 44:12: “Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; somos contados como ovejas de matadero”  (Romanos 8: 36).

¿Cuál es mi actitud frente a las presiones, las circunstancias, las oportunidades y los cambios que vienen en mi vida?

¿Cuál es tu respuesta a estas presiones en la vida?

Tenemos una perspectiva totalmente diferente cuando traemos la eternidad en este cuadro, esto es, sabiendo que esta vida es pasajera y esperamos con paciencia la venidera, que es eterna. ¿Puedes alabar a Dios cuando estás pasando por el fuego? “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó”  Romanos 8:37

Ahora, si tú deseas ver esta gran verdad manifestada en la vida del apóstol Pablo, tómate unos minutos a leer por tí mismo sus propias palabras en Segunda de Corintios 11:23-28 23 ¿Son ministros de Cristo? (Como si estuviera loco hablo.) Yo más; en trabajos más abundante; en azotes sin número; en cárceles más; en peligros de muerte muchas veces.

24 De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno.

25 Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar;

26 en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos;

27 en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez;

28 y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias.

 Somos “más que vencedores” ( hypernikomen ).

Él no dice que somos luchadores, pero super-vencedores. La palabra viene del nikao , que significa “conquistar, para llevarse la victoria, salir victorioso”, y huper que significa “sobre” estos “super-vencedores” son más que vencedores; obtienen una victoria superando. Somos “más que vencedores” “¡somos super-vencedores!”.

Cristo demostró su amor atraves de sus sufrimientos, por lo que nuestros sufrimientos, no nos pueden separar de su amor.

Nada en la vida puede detener a Dios de amarnos: ni la vida ni la muerte, ni el poder angelical. Ningún poder demoníaco, ninguna influencia humana, nos puede separar del amor de Cristo; en nosotros. Dios cumple sus propósitos eternos en nuestras vidas a través del dolor, el sufrimiento, aflicción, tribulación, el estrés, etc. Él nos hace crecer en la semejanza de Cristo aun ante las presiones más grandes de la vida.  Él no promete sacarnos de nuestro dolor, pero Él nos transforma a la semejanza de Jesús.

Terminamos con este versículo:

“Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni principados ni potestades, ni lo presente ni lo por venir, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro” Romanos 8: 38-39.

Anuncios

2 thoughts on “PREGUNTAS LLENAS DE CONFIANZA Y FORTALEZA Romanos 8:31-39

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s