Cuáles son las evidencias del apostata de corazón.

43935776-75A9-4A28-BF96-792AA3C47728Cuando nuestro corazón se desliza suave hacia la vida anterior de pecado. Cuando somos descuidados en mantener nuestra consagración a Dios. El corazón vuelve a retroceder a su vida pecaminosa, a veces en forma tan sutil, que no lo notamos. Esta serie de sermones de Finney es numerosa, pero tan solo leamos unos principios y veamos si estamos en la fe verdadera

Por Charles Finney

Formalismo claro en deberes religiosos. Se manifiesta un formalismo claro en el hablar y el hacer, lo que es claramente el resulto del hábito, y no del rebosar de la vida religiosa. Este formalismo será sin emociones y frío como una montaña de hielo, y se mostrará completamente falta de celo ardiente en sus cumplimientos de los deberes religiosos. En las oraciones y deberes religiosos el corazón apóstata tal vez ore, alabe, confiese y dé las gracias con sus labios para que todos le oigan, pero en tal modo que no se puede mover a nadie sentirlo. Tal formalismo sería imposible donde existan una fe, un amor y un celo vivos y presentes.

Una falta de placer religioso muestra un corazón apóstata. Siempre nos gozamos de hablar y hacer las cosas que nos encantan a los que amamos más; y además, cuando no sea apóstata el corazón, la comunión con Dios es mantenido diaramente. Y por esto, los deberes religiosos son hechos con placer y la comunión con Dios, la que es parte de estes deberes, produce un agrado contínuo. Si no nos gusta el servicio de Dios es porque no le servimos en verdad. Si le amamos supremamente, es imposible que no vayamos a gustar de su servicio con cada paso. Acuérdate siempre entonces que cuando pierdas tu placer religioso, o el placer en el servir a Dios, no estás sierviéndole rectamente.

Esclavitud religiosa es otra evidencia de un corazón apóstata. Dios no tiene esclavos. Él no recibe el servicio de esclavos quienes le sierven porque tienen que hacerlo (en lugar de escogerlo así). No acepta nada sino un servicio de amor. Un corazón apóstata se encuentra sus deberes religiosos como una carga. Él ha prometido servir a Dios. Tiene miedo de dejar completamente la formalidad de su servicio a Dios, y trata de cumplir sus deberes mientras que no tiene un corazón de oración, de adoración y de alabanza en su lugar secreto, ni en ninguno de los ejercicios que son espontáneos y hechos con agrado donde hay amor verdadero hacia Dios. El apóstata de corazón es muchas veces como una esposa obligada sin amor. Trata de hacer sus deberes para su marido, pero falta siempre porque no le ama a él. Sus deseos de agradacerle a él son obligados, no son fruto de un corazón amoroso y espontáneo, y su relación con él y sus deberes se hacen una carga para sí. Ella anda quejandose de la carga que tiene sobre sí, y muchas veces desanima a las jóvenes que quieran casarse. Su promesa es de por vida, y por esto tiene que hacer los deberes de una vida casada, ¡pero oh, significa tanta esclavitud! Y es lo mismo con la esclavitud religiosa. El apóstata de corazón tiene que hacer su deber. Arrastra sus pies para hacerlo y le oirás cantando himnos de los apóstatas de corazones.

“…para mí es difícil obedecer,
y más difícil amar”

Una ira incontrolable. Mientras que el corazón esté lleno de amor, la disposición por naturaleza será dulce y controlada, o por lo menos, el albedrío la controlará y no la dejará escaparse en abuso afrentoso. Si tal vez se escapara la ira del control del albedrío en forma de palabras odiosas, pronto será controlada y en ninguna manera será permitido el perturba a otros. Un corazón amoroso confesará y se quebrantará cuando la ira brote. Entonces donde una ira irritable e incontrolable se muestra hacia otras, sabemos que hay un corazón apóstata.

Un espíritu sin amor es evidencia de un corazón apóstata. Por esto quiero significar una deficiencia en aquella actitud que atribuye los mejores motivos razonables sobre la conducta de los demás: o sea, una falta de confianza en las buenas intenciones y confesiones de otros. Por naturaleza damos fe a las confesiones de los que amamos. Por naturaleza les atribuimos motivos rectos y las mejores intenciones a sus palabras y hechos. Donde haya falta de este amor, hay evidencia conclusiva de un corazón apóstata.

Un espíritu crítico es evidencia conclusiva de un corazón apóstata. Éste es un espíritu que busca las faltas en otros y pone a la prueba los motivos de otros cuando su conducta muestra ser bueno. Éste es una disposición que echa la culpa sobre otros, y les juzga duramente. Es un espíritu de desconfianza del carácter cristiano y del testimonio en otros cristianos. Es un estado de mente que se revela por juicios fuertes, dichos gravosos y la manifestación de sentimientos de incomodidad hacia las personas. Este estado de mente es completamente incompatible con un corazón amable, y cuando un espíritu censuroso es manifestado por uno que se dice es cristiano, podemos saber que hay un corazón apóstata.

Una falta de deseo para estudiar la palabra de Dios también es evidencia de un corazón apóstata. Quizás nada muestra más que tiene alguien un corazón apóstata que la pérdida de deseos para estudiar la Biblia. Mientras que el corazón esté lleno de amor, no hay ningún libro tan precioso como la Biblia. Pero cuando desaparece el amor, la Biblia pierde su interés o aún repuga. No queda la fe para aceptar las promesas, pero sí queda bastante convicción para temer sus amenazas.

Pero por lo general, el apóstata de corazón es indiferente hacia la Biblia. No la lee mucho, y cuando sí lo hace no tiene suficiente interés para comprenderla. Sus páginas se hacen oscuras y sin interés, y por esto es descuidada.

Una falta de oración privada es evidencia de un corazón apóstata también. ¡Cristiano joven! Si te encuentras perdiendo tu interés en la Biblia y en oración privada, párate inmediatamente, vuélvete a Dios y no descanses hasta que te encante la luz de su presencia. Si te sientes sin interés en orar o leer la Biblia, o si cuando ores o leas la Biblia no pones tu corazón en el hacerlo o no hay placer, o si acortas el tiempo cuando lo hagas, o si eres tentado a dejarlo por entero, o si tus afecciones y emociones andan por acá y allá, y tus deberes en el aposento se hacen una carga; puedes saber que eres apóstata en tu corazón y tu primera ocupación debe ser quebrantarte y asegurteque tu amor y tu celo sean revividos.

Una falta de interés en la conversión de almas y en el tratar de hacer avivamientos de salvación. Esto, por supuesto, revela un corazón apóstata. No hay nada en que un corazón lleno de amor se ocupe más que en la conversión de almas en revivamientos religiosos y esfuerzos a fin de producirlos.

La pérdida de interés en conversaciones verdaderamente espirituales es otra evidencia de un corazón apóstata. “Porque de la abundancia del corazón habla la boca”. Esto anunció nuestro Señor Jesucristo como la ley de nuestra naturaleza humana. Ninguna conversación es tan dulce a un corazón verdaderamente amoroso como la que es acerca de Cristo y la experiencia viva cristiana. Si te encuentras perdiendo interés en el hablar de la religión del corazón, y de las experiencias varias y maravillosas de cristianos, entonces sabes que has caído del amor verdadero de Dios, si lo tuviste antes, y eres apóstata en corazón.

Una pérdida de interés en el hablar y el relacionarse con gente de espiritualidad alta es otra evidencia de un corazón apóstata. Nos encanta el relacionarnos con aquellos que tienen su mayor interés en las cosas que son preciosas a nosotros. Por esto, un corazón cristiano lleno de amor siempre busca relacionarse con los que tengan una mente espiritual y cuyas conversaciones son más evangélicales y espirituales. Si te encuentras faltando en este punto, bien claro es que eres apóstata de corazón.

Continuara

Anuncios

One response to “Cuáles son las evidencias del apostata de corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s