Asia Bibi …

img_0300TESTIMONIO DIGNO DE MEDITARSE

Asia Bibi fue arrestada en 2009 por compartir el Evangelio con unos compañeros de trabajo musulmanes en Pakistán. Fue condenada por blasfemia contra el Profeta Mahoma  y sentenciada a muerte. Ella ha apelado a la Corte Suprema de Pakistán y actualmente está esperando que el tribunal escuche su caso.

Asia ha estado en la cárcel por más de siete años, separada por las paredes y las barras de su marido e hijas. Ella ha sido amenazada en la cárcel, y ella a menudo tiene que cocinar su propia comida como precaución contra la posibilidad de envenenamiento. Sin embargo, ha mantenido tenazmente su fe en Cristo.

Ella ha apelado a la Corte Suprema de Pakistán y actualmente está esperando que el tribunal escuche su caso.

Asia es uno de los muchos cristianos que están encarcelados en todo el mundo porque siguen a Jesús en lugar de los edictos de su gobierno o captores.

Oremos por Asia para que permanezca fuerte en su fe. Oremos para que tenga la oportunidad de ser un testigo de Cristo para los guardias, oficiales y otros prisioneros. Oremos para que Dios sostenga a su familia durante su encarcelamiento.

Mas él conoce mi camino;
Me probará, y saldré como oro.
Mis pies han seguido sus pisadas;
Guardé su camino, y no me aparté”. Job 23: 10-11

“Mas El conoce mi camino”… [Él tiene preocupación por él, aprecia, y le presta atención] él sabe a dónde yo voy; y cuando me ponga a prueba, saldré tan puro como el oro. Pues he permanecido en las sendas de Dios; he seguido sus caminos, mi pie se ha aferrado a seguir sus pisadas y no me he desviado… (paráfrasis del versículo).
En nuestra vida como cristianos hemos tomado el camino angosto de la obediencia a Dios, en ese caminar encontramos gozo, pureza, confianza y crecimiento espiritual. Las pruebas que encontramos en el, Dios las conoce y nos permite entrar en ellas para purificarnos, el carácter de Cristo así se forma en nosotros.

La actitud de Asia Bibi es de permanecer en el camino y no desviarse. Ella no se ha desviado a abrazar los placeres terrenales, a quejarse ni murmurar por su condición de prisionera. Ese corazón integro es el que busca Dios para compartir su poder. El poder no para los milagros, obtener riquezas,  sino para un carácter piadoso el carácter de Cristo.

No veremos mas de Cristo en nosotros si nos quejamos por nuestras circunstancias actuales y no nos aferramos a seguir sus pisadas …  1 Pedro 2:21 “Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;” … padecer haciendo la voluntad de Dios, es el camino del vencedor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s