La Oración Que Prevalece P. Final

9f40a91b-a99e-4ad5-81a2-798102286cffEsa oración que prevalece delante de Dios hasta alcanzar la respuesta es nuestra gran necesidad, para cambiar nuestra rutina de oración que a veces no va mas allá pero…”Cuando la tierra que está en barbecho es abierta en el corazón de los cristianos, cuando han confesado y hecho restitución –si la obra es completa y honesta– ellos natural e inevitablemente cumplirán con las condiciones, y prevalecerán en sus oraciones” Enfatiza el autor.

El Evangelista y Pastor Carlos Finney ganó para Cristo casi quinientos mil almas con un período de conversiones a Cristo hasta de cincuenta mil almas por semana. El ochenta por ciento de estas almas permanecieron salvas hasta su muerte. ¿Cual fue la clave para tan fructífero ministerio? Fue por medio de la oración, que muchas puertas se le abrieron para la predicación y almas fueron bendecidas. El nos presenta cuales son las condiciones de la oración que prevalece, aquella que obtiene respuestas. En el primer mensaje que publicamos llamado “La Oración Que Prevalece Parte 1” vimos una serie de principios y condiciones, en esta segunda parte veremos el final de este mensaje.

Por Carlos Finney

h) Resolver toda disputa y animosidad entre los hermanos es una condición. Mateo 5:23,24: “por tanto si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del Señor, y anda, reconcíliate primero con tu hermano y entonces ven y presenta tu ofrenda”.

i) La humildad es otra condición de la oración que prevalece. Santiago 4:6: “Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes”.

j) Remover todo tropiezo es otra condición. Ezequiel 14:3: “Hijo de hombre, estos hombres han puesto sus ídolos en su corazón, y han establecido el tropiezo de su maldad delante de su rostro. ¿Acaso he de ser yo en modo alguno consultado por ellos?”

k) Un espíritu perdonador es una condición. Mateo 6:12: “Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores”; versículo 15: “más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonara vuestras ofensas”.

l) El ejercicio0 de un espíritu veraz es una condición. Salmo 51:6: “He aquí tú amas la verdad en lo íntimo.” Si el corazón no está en un estado de verdad, si no es completamente sincero y es egoísta, tendríamos iniquidad en nuestros corazones, y por lo tanto, el señor no nos escuchará.

m) Orar en el nombre de Cristo es una condición para la oración que prevalece.

 n) La inspiración del Espíritu Santo es otra condición. Toda verdadera oración que prevalece es inspirada por el Espíritu Santo. Romanos 8:26,27: “Pues que hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos”. Éste es el verdadero espíritu de la oración, esto es ser guiados por el Espíritu en la oración. Es la única oración verdadera que prevalece. ¿Entienden esto verdaderamente lo que profesan el cristianismo? ¿Creen ellos que a menos que vivan y caminen en el Espíritu, y que sean enseñados a como orar de acuerdo con la intercesión del Espíritu por ellos, no podrán prevalecer en Dios?

o) El fervor es una condición. Una oración para prevalecer tiene que ser ferviente. Santiago 5:16: “Confiésense los pecados unos a otros y oren los unos por los otros, para que sean sanados. La oración ferviente de una persona justa tiene mucho poder y da resultados maravillosos”. (Nueva Traducción Viviente).

p) La perseverancia o persistencia en oración es a menudo una condición para prevalecer. Vea el caso de Jacob, de Daniel, de Elías, de la mujer sirofenicia, del juez injusto y de las enseñanzas de la Biblia en general.

q) Padecer en el alma es a menudo una condición para la oración que prevalece. “Pues en cuanto Sion estuvo de parto, dio a luz sus hijos ” “Hijitos”, dijo Pablo, “por quien he padecido dolores de parto, para que Cristo sea formado en vosotros”. Esto implica que había padecido por ellos antes de que se convirtiesen. Padecer en el alma orando es la única verdadera oración de avivamiento. El que no conoce lo que es esto, no entiende el espíritu de oración. Éste no está en un estado de avivamiento. Tampoco entendería el pasaje de la escritura ya citado Romanos 8:26-27. Hasta que entienda esta oración agonizante, no va a conocer el verdadero secreto del poder del avivamiento.

r) Otra condición de la oración que prevalece es el uso consistente de los medios para asegurar el objeto por el cual se está orando si estos medios están a nuestro alcance y son conocidos por nosotros como necesarios para asegurar el fin. El orar por un avivamiento de religión, y no utilizar otros medios, es tentar a Dios. Esto lo puedo ver claramente en el caso de aquellos que ofrecieron oración en la reunión de la cual les he hablado. Continuaron ofreciendo oración por un avivamiento de religión, pero fuera de la reunión estaban en silencio y como muertos en cuanto al tema, y nunca abrieron sus bocas para hablares aquellos que les rodeaban. Continuaron esta inconsistencia hasta que un hombre impenitente y prominente de la comunidad les reprendió terriblemente en mi presencia. Les expresó justo lo que yo sentía profundamente dentro de mí. Se levantó y con gran solemnidad y tristeza dijo: “pueblo cristiano, ¿qué quieren decir? Continúan orando en estas reuniones por un avivamiento de religión. A menudo se exhortan unos a los otros para despertarse y utilizan medios para promover un avivamiento, ustedes mismos se aseguran y nos aseguran a nosotros los que somos impenitentes que vamos en camino al infierno; y yo lo creo. También insisten que si despertamos y usamos los medios apropiados, habrá avivamiento y nos convertiremos.

Ustedes nos hablan del gran peligro en el cual nos encontramos y que nuestras almas valen más que todos los mundos y aun así se mantienen utilizando sus métodos insignificantes y no utilizan ningún otro medio. No tenemos ningún avivamiento y nuestras almas no son salvas”. Aquí el calló en su asiento quebrantado y sollozando. Esta reprimenda cayó fuerte sobre aquella reunión de oración, tal como lo recuerdo. Les hizo bien, porque no pasó mucho tiempo cuando los miembros de esa reunión de oración se quebrantaron y tuvieron un avivamiento. Yo estuve presente en la primera reunión en la cual el avivamiento del Espíritu fue manifiesto. Oh! Cuánto cambió el tono de su oración, confesión y suplicas. Yo le comenté a un amigo de regreso a casa: “qué cambio ha venido sobre estos cristianos; éste tiene que ser el comienzo de un avivamiento”. Sí, un cambio maravilloso viene sobre toda reunión, donde el pueblo cristiano experimenta un avivamiento, entonces sus confesiones tienen significado. Significa reformación y restitución.

s) La oración que prevalece es específica. Es ofrecida por un motivo definido. No podemos prevalecer por todas las cosas al mismo tiempo. En todos los casos que se registran en la Biblia donde la oración es contestada es notable que el que hace la petición oró por un objetivo definido.

t) Otra condición de la oración que prevalece es que seamos sinceros cuando presentamos nuestra oración; no hagamos falsas pretensiones y que seamos como un niño, sincero que habla su corazón, nada de más o nada de menos de lo que queremos decir, lo que sentimos y lo que creemos.

u) Otra condición para la oración que prevalece es un estado de mente que asume una fe buena en Dios y todas sus promesas.

v) Otra condición es “ser vigilantes en oración” al igual que “orar en el espíritu”. Lo que quiero decir con esto es cuidar y proteger contra aquello que contrista y hiere al Espíritu de Dios en nuestros corazones. También estar vigilantes para la respuesta, en un estado de mente que diligentemente va a usar todos los medios necesarios sin importar el costo y va a añadir súplica tras súplica.

Cuando la tierra que está en barbecho es abierta en el corazón de los cristianos, cuando han confesado y hecho restitución –si la obra es completa y honesta– ellos natural e inevitablemente cumplirán con las condiciones, y prevalecerán en sus oraciones. Pero no se puede distintivamente entender que otros no lo harán. Lo que comúnmente escuchamos en las oraciones y reuniones no es oración que prevalece. A menudo es asombroso y lamentable ser testigo de las ilusiones que prevalecen sobre el tema. Aquel que ha sido testigo de avivamientos reales ha sido impactado con el cambio que viene sobre todo el espíritu y la forma de oración de cristianos verdaderamente avivados. Yo no pienso que yo me hubiese convertido si no hubiese encontrado la respuesta y la solución a la pregunta: “¿Por qué mucho de lo que llamamos oración no es contestada?”

One response to “La Oración Que Prevalece P. Final

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.