¿Ha de ser eso según tu parecer?

3E306FE5-FFE0-493B-B3E6-95F57A6872E0Cuando lo que pasa en nuestras vidas no lo entendemos. Cuando no me parece lo que me está sucediendo y quisiera cambiarlo. Quiero mi comodidad, mi deseo cumplido, pero si esto no se hace ¿tropiezo? ¿Cual es la voluntad de Dios entonces para mi vida?

James Smith, “¡Preguntas importantes!” (1858)

¿Ha de ser eso según tu parecer? Job 34:33

Somos propensos a estar inconformes, a quejarnos de lo que Dios va poniendo en nuestro camino, y a reflexionar con dureza sobre el trato del Señor con nosotros.

Queremos nuestro propio camino.

Queremos esculpirnos a nosotros mismos.

Ser tratados como los favoritos de Dios.

Queremos que nuestra comodidad, prosperidad y placer, Dios las tome en cuenta en cada situación que atravesamos. Y si esto no parece realizarse, si se traspasan nuestros deseos, si nuestros planes se frustran, si nuestros propósitos no se cumplen, entonces tropezamos, nos sentimos mal, y buscamos que todos simpaticen con nosotros.

En estas circunstancias, Dios viene a nosotros, mientras nos sentamos entre nuestras cisternas rotas, rodeados de nuestros ídolos destronados, y nos hace esta pregunta: “¿Debería ser de acuerdo a tu parecer?”

¿Eres más sabio que Dios?

¿Eres más amable que Dios?

¿Eres más santo que Dios?

¿Eres más justo que Dios?

¿Estás mejor informado que Dios?

¿Podría tu mente ser oscura, egoísta o tonta?

¿Debería entonces Dios estar de acuerdo con tu modo de pensar?

¿Deberías reinar tú, o Dios?

Recuerda eso . . .

Dios actúa en la más alta sabiduría,

Sus motivos son la gracia y la justicia,

y todos Sus propósitos son para que El sea glorificado.

Viendo que Dios ha dispuesto todos los eventos que se presentan en nuestro camino, y que todas las cosas ayuden para el bien de los que son suyos, lo mínimo que los cristianos pueden hacer es someterse, y preferir la sabiduría perfecta de Dios, sus caminos y Su forma de obrar. Romanos 8:28: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”.

Al menos podríamos decir diariamente: “¡Padre, hágase conforme a tu voluntad!”.

¡Oh, alma mía, busca la gracia de Dios, no sólo para someterte y ser dócil a las dispensaciones de la voluntad de Dios, sino estar satisfecho y deleitarte con todas ellas! y recibiendo cada cosa indeseada como la voluntad de Dios, recordando que Él “hace perfecto mi camino” (Salmo 18:32). De esta manera, la paz y el descanso de Dios prevalecerán (1 Juan 1:9; 1 Pedro 5:7; 1 Tesalonicenses 5:18).

Cuando caminas de esta manera, entonces tu bien espiritual estará en Su consejo y sabiduría, sabiendo que lo que se presenta delante de ti día tras día, es lo que le conviene más a tu vida espiritual. Pronto, muy pronto, verás cuánta infinita sabiduría, misericordia, gracia y bondad, han guiado cada paso de tu camino.

“Respondió Jesús y le dijo: Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; mas lo entenderás después”. Juan 13:7

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s