Un amor que cubre todo

6F196799-3297-4FB1-B137-FF451FE4252CSi puedes discutir fácilmente los pecados y faltas de cualquier persona; si puedes hablar a la ligera ¡entonces no sabes nada del amor del Calvario! ¡La fidelidad del amor es sincera y no abusa de las faltas de otros!

Por Aletta M. Jacobsz
«El amor cubrirá todas las faltas» (Proverbios 10:12). «El que cubre la falta busca amistad; mas el que la divulga, aparta al amigo» (Proverbios 17:9). «Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados» (1 Pedro 4:8).
¿Es tu amor el que cubre el pecado en la vida de otros sin divulgarlo; o hablas de ello? Si es así, luego tus labios llevan las marcas del pecado. Cuando tu hermano expone tus faltas, ¿qué debes hacer, exponer las suyas? No. ¿Guardar silencio? No, ve y expresa  sus puntos buenos. Él ha hablado mal de ti; en cambio, habla bien de él. ¿Es tu amor el que cubre las faltas de una persona difícil? El amor no se presta a criticar. ¡Oh, creo que de todos los inventos del diablo de robarnos, de vaciarnos del poder, ésta es su obra maestra! Los labios que critican luego oran, encontrarán que hay falta de poder. Los labios que critican luego predican, encontrarán que hay falta de ternura. Los labios que critican y luego testifican, encontrarán que hay falta de acogida.

El amor es fiel. «Mejor es reprensión manifiesta que amor oculto. Fieles son las heridas del que ama» (Proverbios 27:5-6). «Si tu hermano peca contra ti, vé y repréndele estando tú y él solos» (Mateo 18:15. También vea Levítico 19:17). Cuando descubro faltas en mi hermano, Dios me da de su amor que reprende : ese amor que entenderá y será amable a aquella persona difícil, no pasando por alto el mal, sino estando firme y fiel, y con todo, cariñoso y amable. Debemos orar con ellos.

Cuando el amor vea algo que no marcha bien, no lo discute con su amigo más querido, sino habla a solas con la persona culpable. Es una de las cosas más difíciles de hacer. Y si cuando hablas, esa persona se da cuenta que te da pena hacerlo, dudas de hacerlo, se puede perder un propósito noble por la manera en que hablas. Habla con firmeza amable y paciente pero marcándole su pecado.
La lengua entendida por toda la gente, aun los con los cuales trabajamos, es la lengua del amor: ese amor que cubre la falta pero reprende al pecador. Pero lo tanto el amor del Calvario debe derramarse en tu corazón antes de abordar el culpable, que te traiga más dolor en dar la reprensión, de lo que recibe el reprendido. Si puedes discutir fácilmente los pecados y faltas de cualquier persona; si puedes hablar a la ligera ¡entonces no sabes nada del amor del Calvario! ¡La fidelidad del amor es sincera y no abusa de las faltas de otros!

El amor es sufrido
«Soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor» (Efesios 4:2). El amor es paciente. Una me dijo de su colega, «Simplemente no puedo ser paciente con ella; es tan desconsiderada, insiste en hacer únicamente lo que ella misma quiere, es ruidosa cuando queremos descansar, llega tarde a la hora de comer, etc.» «No has aprendido el secreto del amor,» le repliqué. «El amor es paciente cuando los otros están impacientes.» Cuando por fin Dios satisfizo su necesidad y la llenó del amor, ella me abordó de nuevo diciendo, «¿Cómo puedo compensar a ella por mi impaciencia?»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s