Unidos Y Edificados En La Casa Espiritual De Dios

5599B587-F88B-4AE4-B6D8-8FB99AD3F41ALa Biblia habla de varios tipos de doctrinas; la buena doctrina, la mala doctrina y la falsa doctrina, pero en una forma específica habla de «la doctrina de los apóstoles.» ¿Cuál es «la doctrina de los apóstoles?»
Por Randy Shupe

La iglesia es el edificio de Dios (1 Cor. 3:9). Pablo nos habla acerca de este fundamento espiritual y del edificio en Efesios 2:19-22. «Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo Mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.» La fundación es basada en las enseñanzas de Cristo, el cual es la piedra del ángulo y los mandamientos (doctrina) de los apóstoles y profetas. El edificio consiste de creyentes que interactúan el uno con el otro, con el propósito de estar «unidos» y de «edificar juntos» en la casa de Dios.

No hay creyente que esté excepto del mandato dado por Dios concerniente a esta ‘corporación.´ Las iglesias no son perfectas, pero ésta es la fuente en donde el creyente tiene que encontrarse con los otros «unido a los otros construyendo.» Es en esta iglesia imperfecta en donde Dios perfecciona a Su pueblo mientras ellos «permanecen en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones» así como los Hechos de los apóstoles en el capítulo 2 versículo 42 lo dice. Usted solo y por sí mismo no puede alcanzar la meta de esta corporación cristiana. Si usted es un cristiano, oiga lo que la Palabra de Dios dice al respecto de necesidad de la reunión con otros creyentes.

«Y consideremos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca» (Heb. 10:24-25).

«Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles…» (Hch. 2:41-42)

La Biblia habla de varios tipos de doctrinas; la buena doctrina, la mala doctrina y la falsa doctrina, pero en una forma específica habla de «la doctrina de los apóstoles.» ¿Cuál es «la doctrina de los apóstoles?» Para que usted considere o reflexione acerca de cómo los creyentes tiene que interactuar unos con otro, cito una colección de porciones bíblicas que hablan acerca de la doctrina de los apóstoles. Estas instrucciones las encontramos en ocho epístolas escritas por cuatro apóstoles. Tome tiempo en reflexionar, y orando medite en los mandamientos de los apóstoles que tenemos que obedecer (2 Pe. 3:2). Piense en su interacción con los creyentes de su congregación. Así sabrá el grado de la «perseverancia en la doctrina de los apóstoles» que usted tiene.

A través del servicio por amor de los unos a los otros (Gál. 5:13)

Perdonando a los otros (Ef. 4:32)

Sumiso a los otros (1 Pe. 5:5)

Ferviente amor por los otros (1 Pe. 4:8)

No juzgando a los otros (Rom. 14:13)

Animando y edificando a los otros (1 Tes. 5:11)

Confesando tus faltas a otros (St. 5:16)

Hospedando a otros sin murmuraciones (1 Pe. 4:9)

No hablando (quejándote en contra) de los otros (St. 4:11)

Orando por los otros (St. 5:16)

Amonestando a otros (Rom. 15:14)

Considerando a los otros (Heb. 10:24)

Esperando por los otros (1 Cor. 11:33)

Teniendo comunión con los otros (1 Juan 1:7)

Dependiente en los otros (Rom. 12:5)

Amable, saludando a los otros (Rom. 16:16)

Cuidadoso de los otros (1 Cor. 12:25)

Una misma mente entre los otros (Rom. 12:16)

Sobrellevando las cargas de los otros (Gál. 6:2)

Recibiendo y aceptando a los otros (Rom. 15:7)

Evitando ser tropiezo a los otros (Rom. 14:13)

Estimulando al amor y a las buenas obras entre los otros (Heb. 10:24)

Benigno con los otros (Ef. 4:32)

Compasivo con los otros (1 Pe. 3:8)

Prefiriendo a los otros (Rom. 12:10)

¿Se ha calificado bien y se ha dado la marca del pase o se ha aplazado? Somos llamados a «examinarnos a vosotros mismos si estamos en la fe. Pruébense a ustedes mismos…» (2 Cor. 13:5).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s