Consumido Por La Causa De Cristo

35B40AD5-0D40-4C6B-B6B6-3B2EB10EB69E
Breve meditación sobre nuestra gran encomienda divina de predicar el Evangelio

Por R. E. Lacy
El Espíritu de Dios es capaz abundantamente de entregarle la vida necesaria y la fe y la fortaleza del alma a la fibra espiritual del hombre o de la mujer a quien Él ha llamado y a quien Él ha enviado a predicar el Evangelio, a los que fueron comprados por la sangre de Jesucristo. El amor perfecto echa fuera el miedo egoísta y carnal que nos mantendría, como discípulos tibios de Jesús, salvos en el muelle, mientras allá a lo lejos se hunde un hombre. En el Día del Juicio, «Yo tenía miedo» será una excusa pobre, especialmente tal cuando Dios, por la causa de Jesús, podría haber vertido gracia suficiente en el alma de uno para hacerlo tan valiente como un león.

El Maestro nos dice hoy, «¡Vayan ustedes! Miren que los envío como corderos en medio de lobos» (Lucas 10:3). ¿Permitiremos – nos atrevemos – que los lobos nos prevengan de hacer la voluntad de Dios, de ponerse entre nosotros y las ovejas perdidas? ¿Debemos esperar que no hayan adversarios, que no hayan peligros, y que no hayan ni tormentas para aguantar ni riesgos para correr? ¡Jamás!
A un pastor de una iglesia pesreguida quien fue llevado en custodia por la policía se le preguntó burlándose, por qué recibían en su medio a forasteros que podrían ser espías que los delatarían. El pastor respondió, «Sabemos el riesgo. Pero sentimos que nuestra responsabilidad de compartir el Evangelio con otros es más importante que nuestra seguridad propia».

Qué oportuno este mensaje para la era presente de la iglesia de Laodicea tibia, indiferente, egoísta, interesada en sí misma, y sin fe. Aquellos que por miedo de perder su propia vida no «tiran el salvavidas» a «las almas que perecen y que han sido compradas por la sangre de Jesucristo» a esta iglesia le está faltando terriblemente la visión,  la fe y la vida misma. Dios puede guardar y hacer fructificar al que está decidido llevar a cabo el evangelismo según la Escritura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s