¿Has Pensado?

IMG_0326Laura A. Barter Snow.    Breve pero profunda reflexión

¿Has pensado alguna vez que todo lo que a ti te afecta me afecta a Mi también? Porque “el que os toca, toca la niña de mi ojo” (Zacarías 2:8). Tú eres de gran estima a Mis ojos. (Isaías 43:4.) Por tanto, Mi gozo especial es el educarte.
Quiero que aprendas cuando las tentaciones te asaltan y el “enemigo aparece como una inundación”, que esto procede de Mí, que tu debilidad necesita Mi poder, y tu salvación está en dejarme que luche en tu lugar.

¿Te encuentras en circunstancias difíciles, rodeado de personas que no te comprenden, que nunca te piden tu parecer, que te colocan en el último lugar? Esta cosa de Mí procede. Yo soy el Dios de las circunstancias. Tú no estás en ese lugar por casualidad, es el lugar que Dios quiso para ti.
¿No has pedido el ser hecho humilde? Yo te he colocado precisamente en la escuela donde se enseña esa lección: la atmósfera que te rodea y tus compañeros solamente están haciendo Mi voluntad.

¿Te encuentras con dificultades de dinero? Esto proviene de Mi, porque Yo soy el portador de tu bolsa y tú de Mi. Mis provisiones no tienen límites (Filipenses 4:19). Quiero probarte mis promesas. No permitas que se diga acerca de ti “En esta cosa no creíste en el Señor tu Dios” (Deuteronomio 1:32).

¿Estás atravesando una noche de tribulación? Esta cosa procede de Mi. Yo soy el Varón de Dolores y estoy familiarizado con la aflicción. He permitido que fracasen los consuelos terrenales para que volviéndote a Mí. puedas obtener un consuelo eterno (2 Tesalonicenses 2:16, 17).

¿Has anhelado hacer algún gran trabajo para Mi, y en vez de esto te has visto obligado a guardar cama y sufrir grandemente? Esta cosa procede de Mi. No pude llamar tu atención cuando estabas tan ocupado con tus quehaceres, yo deseo enseñarte mis lecciones más profundas. “También sirven aquellos que solamente permanecen de pie y esperan”. Y Algunos de mis mejores trabajadores son los que se encuentran parados en el servicio activo, para que puedan aprender a empuñar el arma de toda oración.
Hoy coloco en tu mano esta vasija de aceite bendito. La oportunidad de ser lleno de mi Espíritu, para cualquier cosa que te hiera, cualquier interrupción que te impaciente y para ser un testigo mío capacitado lleno de mi santidad, amor y rectitud. Amen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s