El Lado Oscuro Y Difícil De Nuestra Caminata P.1

IMG_5365Salmo 23:4 «Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo…» Creo que David tenía más que la muerte en mente cuando escribió sus ideas, y esa es la razón por la cual es importante que nos demos cuenta de que la traducción literal aquí es «el valle de la oscuridad profunda.» Puede involucrar la muerte, pero no pienso que la muerte era el valle principal que David tenía en mente cuando escribió este salmo.
A comienzos del año vendrían los rebaños a pastar en las tierras bajas. Pero en el verano, el sol derretiría la nieve en las montañas, y el pastor querría llevar su rebaño hasta los lugares más altos así ellos podrían tener la hierba verde, las aguas tranquilas, y las praderas verdes allí. Para ir de las tierras bajas hasta los lugares altos el pastor tenía que ir por estos barrancos.

Estos barrancos serían oscuros y encapotados, y sería un lugar difícil de ver. Un paso en falso y usted podían caer hacia abajo por un precipicio hondo hasta su muerte sobre las rocas irregulares. Había serpientes y lobos y hienas que se ocultaban en estos barrancos, listos para atacar a las ovejas. Los barrancos eran lugares peligrosos para las ovejas y necesitaban de un pastor. Por eso es que necesitamos un Pastor cuando Dios nos lleva por «el valle de profunda oscuridad.»

El valle de la oscuridad honda de John Bunyan
En la historia del Progreso del Peregino, Cristiano llega al valle de la sombra de muerte. Lo describe como un lugar solitario donde nadie más puede entrar en lo que usted está experimentando. Dijo que el camino que atravesaba ese lugar era angosto y traicionero, un lugar de profunda oscuridad, un terror, una opresión demoníaca. En medio de este valle Cristiano llegó a la misma boca del infierno.

John Bunyan, que escribió el Progreso del Peregino, nos dice que Cristiano clamó al Señor que librara su alma: «Señor, ¡ayúdame! ¡Líbrame!» Cristiano siguió orando de esta manera por un largo rato. El rescate no era inmediato. John Bunyan, en su autobiografía, Grace Abounding to the Chief of Sinners (Gracia Abundante al Jefe de Pecadores), habla de algunas de sus propias experiencias en el valle de profunda oscuridad. Era un tiempo particularmente oscura para John Bunyan y su familia cuando tuvo ese encarcelamiento de doce años por la causa de Cristo cuando tenía apenas unos treinta años y tenía cuatro hijos pequeños. Era un hombre piadoso y santo, un pastor, un hombre que conocía las Escrituras y sabía cómo usar la Palabra de Dios y cómo orar. Pero sufrió estos tiempos de profunda oscuridad.
Si Jesús…

…El Hijo de Dios mismo, toleró cuarenta días de estar hambriento y solo y tentado, agredido por el maligno, solo en su lucha contra el pecado en sus dias en la carne, triste y abandonado por sus discípulos en la tentación de Gethsemani.  ¿Usted piensa que debemos esperar caminar desde aquí al cielo sin pasar por valles de profunda oscuridad? El valle de la oscuridad profunda está en el contexto de ser guiado por el Pastor. Me lleva por senderos de justicia aunque cruzo el valle de profunda oscuridad. Mientras pueda ser que llegamos al valle de la oscuridad profunda porque el Pastor nos llevó allí, a veces terminamos allí porque nos alejamos del Pastor, y por lo tanto es nuestra culpa. Entonces la clave es el arrepentimiento y quebrantamiento. No hay ningún atajo de regreso.

CONTINUARA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s