Como recibió Moody el Espíritu Final.

img_0047Otro hecho es que él fluía en los dones del Espíritu.

En el libro “Las Tribulaciones y los Triunfos de la Fe”, escrito en 1875, Dr. Richard Boyd, un amigo de Moody, escribió: “Cuando llegué a los salones, la reunión estaba en fuego. Los jóvenes estaban hablando en lenguas y profetizando. ¿Qué significaba todo esto? Sólo que Moody había estado hablándoles por la tarde.”

Del libro “Moody y Su Obra”: “…en uno de sus grandes servicios en Londres, al levantarse a leer las Escrituras, involuntariamente comenzó a hablar palabras que ni él ni su congregación entendían”.

Dichos importantes de Moody:

En cuanto a la falta de poder:

“Nuestro mayor problema es el problema de “traficar” con verdades no vividas. Tratamos de comunicar lo que nunca hemos experimentado en nuestra propia vida.”

“Algunas personas parecen creer que están perdiendo tiempo si esperan en Dios por Su poder, así que se van y hacen Su obra sin unción y sin poder alguno… El Espíritu Santo DENTRO de nosotros es una cosa, y el Espíritu Santo SOBRE nosotros es otra… si los primeros cristianos hubieran salido a predicar sin esperar el poder, ¿creen que hubiera ocurrido lo que ocurrió el día de Pentecostés? …No tiene sentido salir corriendo antes de ser enviado, intentar hacer la obra de Dios sin el poder de Dios… un hombre obrando sin el poder del Espíritu Santo está perdiendo su tiempo. Así que no perdemos nada si esperamos hasta que obtengamos este poder.”

En cuanto a las manifestaciones de los avivamientos, Moody dijo en su mensaje titulado “Avivamientos”:

“A mí no me da tanto miedo la emoción como a otros. Hay quienes apenas ven algo interesante, inmediatamente claman, ‘¡Sensa-cionalismo! ¡Sensacionalismo!’ Pero yo les digo que prefiero tener sensación en lugar de estancamiento… Me parece que cualquier cosa es preferible a lo muerto… Donde hay vida, siempre habrá conmoción”.

“¿Ven cómo El vino el día de Pentecostés? No es carnal orar que Él venga otra vez y que el lugar tiemble. Creo que el Pentecostés sólo fue un día para servirnos de muestra. Creo que la Iglesia cometió este lamentable error de decir que Pentecostés sólo fue un milagro que no volverá a repetirse”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s