¡Dios no solo cura el pulmón! ¡Lo hace nuevo!

cristo no cura la tuberculosis da pulmones nuevos¡Dios no solo cura el pulmón! ¡Lo hace nuevo!

Se dirigía el matrimonio misionero a comprar los víveres, cuando de pronto una mujer les llama. Ellos acuden y le preguntan qué sucede. La mujer toma de la mano a la misionera y los guía a una casa muy deteriorada, casi cayéndose; donde hay una familia completa muy enferma y débil. La mujer los deja ahí, y ellos se quedan a tratar de entender bien la situación de la familia. Se dan cuenta por medio de la hija adolescente de que no tienen comida, ni agua para beber. De inmediato les proveen lo necesario, pero la madre de la joven no reacciona, no habla, no se mueve, y su respiración es muy lenta; lo cual le preocupa al misionero. De prisa se  dirige al hospital del pueblo, y trae a un doctor amigo quien con gusto revisa a la mujer. El doctor hace una mueca de preocupación, y les dice: “esta mujer es tuberculosa, y está en la etapa final de su vida”. De regreso al hospital el misionero le pide al doctor si pudiera ser hospitalizada, lo cual le fue negado; pues otros pacientes correrían el riesgo de enfermarse. En un dilema santo, el misionero no sabía que podría ser mejor para la madre y sus hijos; ya que los hijos estaban exponiéndose a un riego alto de contagio al cohabitar con su mamá.

El misionero decide llevarse a los hijos y darles hospedaje momentáneo en su casa, mientras su esposa se queda con la mujer enferma y le comparte el evangelio de manera que lo pudiera oír, pues estaba moribunda. Sin darse cuenta, atrás de la casa en ruinas, estaban escuchando un grupo de mujeres quienes se acercaron y le pidieron a la misionera que les enseñara sabiduría pues ellas no la tenían. La misionera presurosa las recibe afuera de la casa de la mujer enferma, y les comparte sabiduría de acuerdo a Biblia, y el único camino para encontrarla a través de nuestro Señor Jesucristo, y la vida eterna. Jesucristo se glorificó tanto entre ellas, que con risas de nervios y rostros de asombro le pidieron a la misionera que las visitara frecuentemente. La enferma de pronto abre sus ojos y le dice: “Tengo paz, me siento fuerte y sana”. No queriendo despreciar la obra de Dios, la toman al hospital para tomarle radiografías, y encuentran sus pulmones sanos.  Queriendo respetar las reglas sanitarias, los misioneros dan alojamiento a la enferma en el cuarto separado de la misión, y a sus hijos los alojaron junto con ellos. Los días pasaron, y sorprendidos de la fuerza de la mujer para asear la casa, por su propia motivación de gratitud; se sorprenden de que ya no escupe sangre y comienza a ganar peso. De nuevo los pulmones salen sanos en las radiografías. El misionero llama al médico amigo y le dice: ¿qué opina usted? A lo que responde el médico: “¡Cristo no solo cura la tuberculosis, sino que da pulmones nuevos!

Anuncios

4 thoughts on “¡Dios no solo cura el pulmón! ¡Lo hace nuevo!

  1. mis hermanos oren mucho mi hermano jose maximo hurtado Diaz el 3 de abril le sacaron un riñon estaba con pus y piedra y el 12 de abril lo operan de una hernia y ahora tiene 22 dias de esa operacion y se ha complicado con el pulmon le entro una bacteria hermanos mi fe como su hermana de el estoy activada en la q mi hermano dara su testimonio lo q Dios hizo en el y lo ara nuevo su organos mi hermano seguira cristo por el somos sanos nombre jesus oren por mi hermanito q se sane de ese pulmon q tiene esa bacteria me despido de ustedes Dios me los bendiga mucho

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s