“Porque nada hay imposible para Dios” Lucas 1:37

Mis queridos hermanos y hermanas,

Como estamos viendo, los acontecimientos que nos rodean nos dejan claro un mensaje: que los desafíos en estos tiempos seguirán en aumento. Nos enfrentamos constantemente a muchos cambios y movimiento: a nivel individual hay retos cotidianos, problemas de salud, el mantener relaciones estables, inclusive el alcanzar la excelencia académica, así como retos y anhelos personales, aun el mantener un trabajo, lograr los objetivos en cada obra… y entre las muchas actividades del día a día, pareciera que el “sobrevivir” se está convirtiendo en la norma de vida para muchos. Sigue leyendo

Anuncios